Por Nicolás García Pedrajas
Hace ya casi un año, en las elecciones al Parlamento Europeo, Izquierda Unida obtuvo uno de los mejores resultados que ha tenido en unas elecciones en los últimos tiempos. Con un discurso netamente de izquierda, sin componendas de ningún tipo y con el habitual bloqueo informativo llegó a un porcentaje del 10% de votos. Y Podemos ya existía.
A partir de ahí comenzó un proceso de voladura controlada tanto desde fuera como desde dentro para destruir IU, que ha contado con la connivencia de muchos líderes del PCE y la mayoría de las figuras más mediáticas del partido.
La voladura ha tenido varios pasos. Primero se forzó la máquina para situar como candidato a una persona sin apenas experiencia y cuyo mayor bagaje era la exposición mediática de los medios del capital como La Sexta o Cuatro o los medios de Jaume Roures. Curiosamente los mismos que apoyaron de forma descarada el ascenso de Podemos. Para ello se fabricaron unas primarias a medida en las que nadie en el partido creía. Que el único precandidato, además de Alberto Garzón, fuera un militante de base, casi recién llegado y completamente desconocido como yo demuestra hasta qué punto las primarias eran solo una medida cosmética.
El siguiente paso era hacer desaparecer al mayor escollo que existe en IU para su dilución ideológica, el Coordinador Federal Cayo Lara. Marat ya denunció en su blog la operación de derribo de Cayo Lara hace casi un año en su entrada Efectos de la “Operación Coleta” (Podemos2): “Tráiganme la cabeza de Cayo Lara”.
El primer paso fue convertir a Alberto Garzón en líder de facto del partido, relegando a Cayo Lara a la inexistencia en la mayoría de medios de comunicación. En los últimos meses ha sido frecuente incluso presentar a Alberto Garzón como Coordinador Federal de IU. Esto consumaba la eliminación de facto de Cayo Lara, ya que aunque Alberto Garzón solo es el candidato a presidente del gobierno en las próximas elecciones, ha venido asumiendo el rol de coordinador general a efecto práctico.
Después se trató de dar el segundo paso. Este consistía en vender el partido a Podemos empezando por Madrid y continuando por el resto de capitales de provincia. Los diferentes proyectos Ganemos conseguirían diluir a IU en un magma inconcreto, eliminar a sus candidatos en “primarias abiertas” y estrangular económicamente a IU al perder una parte importante de sus ingresos que vienen de la caja única de sus cargos. Las personas que diseñaron esta estrategia sabían perfectamente que las posibilidades de sobrevivir de IU en estas circunstancias eran casi nulas. Si IU hubiera aceptado esta pérdida de identidad municipal hubiera cavado su propia tumba.
La punta de lanza de esta estrategia era Madrid. De nuevo se usan las primarias para aupar a la candidatura a otra figura mediática, en este caso Tania Sánchez, también habitual en los medios de comunicación arriba mencionados. A rueda de Tania Sánchez se coloca también a Mauricio Valiente. El objetivo es promover a toda costa un pacto con Podemos tanto para el ayuntamiento como para la comunidad usando los resultados de las primarias en las que ambos han vencido, pero en las que ninguno de los dos ha hablado abiertamente de sus intenciones. Se pretende imponer candidaturas “de unidad” sin debate e ignorando los usos del partido a la hora de elegir candidatos.
Se usan las primarias como argumento para saltarse los estatutos de IUCM e imponer una convergencia que acepte todo: pérdida de principios, perdida de identidad en un nuevo partido y la eliminación de los candidatos en la lista final a excepción de algunos afines elegidos. Que las primarias convierten a los partidos en estructuras presidencialistas en las que la militancia es ignorada es algo que ya hemos denunciado muchos en repetidas ocasiones. En parte la operación fracasa porque Tania Sánchez ha de abandonar IU por su actuación como mínimo poco edificante en el ayuntamiento de Rivas. Aunque este fracaso parcial no evita que IUCM salga muy tocada, especialmente por el apoyo explícito que Tania Sánchez recibe de líderes muy significados de IU a nivel federal.
A continuación Mauricio Valiente intenta la mismo en la candidatura al ayuntamiento de Madrid. En paralelo Podemos y Ganemos montan Ahora Madrid, uno de cuyos objetivos básicos es eliminar a IUCM del tablero. Como en el caso de Tania Sánchez, Mauricio Valiente no logra su objetivo de poner a la organización al servicio de Podemos, pero en este caso el daño es aún mayor. A pesar de que Mauricio Valiente abandona IUCM, líderes de IU y el propio PCE lo apoyan. En paralelo IU Federal se niega a reconocer a la candidata que propone IUCM, Raquel López, en una votación que tiene muy poca base estatutaria. Con una llamada a resolver el conflicto, cuando se sabe perfectamente que los plazos están agotados, se llega al enorme sinsentido de que IU a nivel federal no reconozca ninguna candidatura al ayuntamiento de Madrid. Los apoyos posteriores de Cayo Lara y algunos otros líderes sirven de poco tras el gran daño hecho. En una entrevista en El País, Alberto Garzón dice que él no tiene candidato al ayuntamiento de Madrid.
Esto no evita que personas muy importantes a nivel federal en IU apoyen públicamente a Ahora Madrid, algo que rozaría mucho las deslealtad cuando Luis García Montero, Raquel López y el mismo Cayo Lara se están dejando la piel en tratar de salvar IU del desastre en Madrid.
El resultado que se podía esperar se produce, e IU baja bastante en la comunidad y el ayuntamiento de Madrid. Sin embargo aún ha conservado un apoyo relativamente significativo para un proyecto torpedeado desde dentro. Es bastante desolador ver a personas relevantes de IU en las redes sociales mostrar, casi sin disimulo, su alegría por el hecho de que IU no tenga representación en el ayuntamiento y la comunidad de Madrid.
Sin embargo, los resultados en el resto de España han demostrado que IU puede seguir siendo una fuerza independiente con apoyo sólido, y eso a pesar de su quinta columna interna. El baile de números para tratar de vender la convergencia es grande. Se ignora que IU ha mantenido un muy digno 4.7% a pesar de no contar con candidaturas en algunas de las mayores ciudades de España. Se contraponen los resultados de Barcelona en Común, ignorando que ICV ya alcanzó un resultado del 10.4% y 5 concejales en 2011 presentándose en solitario. Nunca sabremos qué hubiera pasado si hubiera comparecido sola, pero es posible que el número de diputados de ICV fuera aún mayor del que es ahora.
El tercer paso es el sometimiento absoluto a Podemos, disfrazado de “unidad popular”. En este caso es esperpéntico celebrar como una victoria de la izquierda el hecho de que Podemos y sus amalgamas estén en disposición de devolver al PSOE el poder en muchos ayuntamientos y comunidades. Yo creía que el barco de considerar al PSOE un partido de izquierda había zarpado hace mucho tiempo. Ha resultado que la nueva política viene a ser el viejo truco de pactar con las élites un trozo de la tarta.
En este tablero que se ha convertido IU, un elemento fundamental es el PCE. Aunque parezca increíble es en gran medida la cúpula del PCE la que está pilotando este viraje al centro. El PCE es además fundamental para tranquilizar a una parte de la militancia inquieta por el viraje cada vez más socialdemócrata de IU. Se presenta este viraje como una estrategia, pero se asegura que el PCE jamás perderá sus principios. Es absurdo pensar que estrategia y principios pueden ir por separado.
Sería bueno recordar la historia del Partido Comunista Italiano y su disolución en el Partido Democrático. Esta historia debería ser tenida muy en cuenta por los militantes de IU, porque guarda muchos paralelismos con nuestro caso. Se cambiaron principios por votos con la excusa de que lo importante es tomar el poder. Es cuerto que el resultado ha sido tomar el poder. Ha sido tomar el poder para hacer las reformas antisociales que ni siquiera Berlusconi se atrevió a hacer, ¿es ese el futuro que queremos para IU?
La pérdida de las siglas de IU, y su sometimiento al proyecto de Podemos al mucho más que una estrategia coyuntural. Es un cambio radical en el proyecto de IU, es dejar de ser un partido de clase trabajadora para convertirse en otro partido más que apele a la “clase media”. No es lo mismo un partido liderado por Cayo Lara que un partido liderado por Alberto Garzón. Aunque sea solo un detalle, ¿se imaginan ustedes a Cayo Lara posando así en Vanity Fair? ¿Son estos los lideres de un partidos de clase obrera y trabajadora?
Tras los resultados de las municipales se está tratando de acelerar el paso a la tercera fase, el entreguismo total a Podemos. El proceso comenzó esta misma semana con Cayo Lara ofreciendo a Podemos un pacto global para las elecciones generales. En esta estrategia Cayo Lara es una pieza muy importante para el movimiento de entrega de IU a Podemos. Primero se le querrá usar, de hecho se le está usando, para presentar como hechos consumados decisiones estratégicas de calado. Es evidente que un pacto como el anterior debería ser discutido por las bases, dada la envergadura del cambio de modelo. Sin embargo, se usa la ejecutiva para decidirlo y a Cayo Lara para anunciarlo. El respeto a Cayo, especialmente en el segmento más trabajador y obrero del partido, garantiza acallar la oposición. Un anuncio parecido hubiera sido muy contestado si hubiera sido hecho por cualquier otra persona. Además este juego contribuye al objetivo final, deshacerse de Cayo Lara. El apoyo continuo del Coordinador Federal a la venta de IU a Podemos acabará por pasarle factura entre las bases. Entonces sera el momento de sustituirle.
No conozco a Cayo Lara y él no me conoce más allá de habernos saludado en dos ocasiones. Yo solo le conozco por su actuación personal, que siempre me ha parecido de una honradez intachable, y por personas cercanas a las que aprecio mucho y que me confirman que es aún mejor persona de lo que parece. Sin duda su personalidad y procedencia social son una garantía de defensa de la clase trabajadora.
Creo sin duda que la gran mayoría de las bases del partido está con Cayo Lara. Ese apoyo viene porque siempre ha tenido muy claro que IU es partido de trabajadores y trabajadoras y no un montaje de líderes mediáticos para su mayor gloria. Ese apoyo tiene la contrapartida de una gran responsabilidad. Creo que Cayo debe asumir el mando y dar la batalla contra los que quieren convertir a IU en un remedo de partido de atrapalotodo sin ideología. Es posible que crea que esa batalla perjudicaría a IU electoralmente, pero creo que el no darla será la muerte de IU como movimiento útil a la clase trabajadora, y eso es mucho más grave. Si lo intenta tendrá el apoyo de lo mejor de IU, estoy convencido de ello.
Y también creo que ha llegado el momento que otras personas relevantes en IU se definan. El momento de nadar y guardar la ropa ha acabado. Y creo que hay que definirse públicamente, sin ambigüedades ni retórica porque nos jugamos mucho. En muchos países de Europa ya no existen partidos como IU, habiendo sucumbido la izquierda de forma total a la pérdida ideológica. El hecho de que IU perviva con su ideología y principios es muy importante, incluso con un apoyo electoral menor, porque es la esperanza de que no está todo perdido.
Y para finalizar, recordar de nuevo las palabras de Malcon X que siguen siendo hoy enormemente importante para todos aquellos que creen que la unión de egoísmos que propone Podemos y demás movimientos pequeño burgueses servirá para algo: “El gran error del movimiento ha sido tratar de organizar a gente dormida alrededor de objetivos específicos. Primero has de despertar a la gente, entonces consigues la acción”.
Saludo y república.