Por Nicolás García Pedrajas

Es indudable que la aparición de Podemos en la escena política ha tenido un efecto importante en Izquierda Unida. Independientemente de cualquier consideración, Podemos está latente en todas las intervenciones públicas y debates privados de la mayoría de miembros de IU, y condiciona las actuaciones políticas de muchos responsables en IU.

IU hasta ahora ha mantenido una política de no agresión a Podemos, aunque esta no agresión nunca había sido recíproca. Incluso, muchas figuras reconocidas de IU han sido en muchos casos portavoces más de Podemos que de IU. Este hecho contrasta con la agresividad, desprecio y condescendencia con la que Podemos ha tratado de forma reiterada a IU.

Sin embargo con el inicio en Andalucía del largo año electoral empieza a surgir la necesidad de una mayor definición en IU. En una campaña es fundamental identificar qué fuerzas son tus enemigos políticos y qué fuerzas no los son. Hay dirigentes importantes en IU que han afirmado de forma reiterada que Podemos no es su proyecto pero tampoco su enemigo. Esta respuesta deja más incógnitas que las que resuelve y sobre todo deja en el aire una pregunta fundamental. Si desde la misma IU se defiende a Podemos, ¿para qué sirve votar a IU, cuando Podemos es una fuerza ahora mismo con más apoyo electoral según las encuestas? Decir que Podemos e IU comparten muchas cosas es lo mismo que pedir el voto a Podemos.

Mi respuesta es simple, Podemos sí es el enemigo político de IU. Y es evidente que hay que votar a IU en tanto en cuanto no diluya su mensaje y sus candidaturas en un magma desideologizado alrededor de Podemos.

Y por qué afirmo que Podemos es el enemigo político de IU, y en general de la izquierda. Aunque las razones serían suficientes para rellenar un libro, estas son las más importantes:

- Podemos es un partido atrapalotodo, que él mismo se define como sin ideología, que afirma que no existen la derecha y la izquierda y que está formado en la práctica totalidad de sus cuadros por personas provenientes de la universidad. Podemos representa así a la pequeña burguesía egoísta y elitista cuya única preocupación es la mejora de su nivel de vida a costa del obrero para poder seguir siendo el lacayo del capital. Eso no tiene nada que ver con los ideales de izquierda que IU debe, o debería, defender. Es la misma pequeña burguesía que en los años de pelotazo jamás se preocupó por la clase trabajadora.

- Podemos se dice heredero de la socialdemocracia de los países nórdicos de los años 80. ¿Es ese el discurso de IU? Esa socialdemocracia se basó en la explotación de los recursos naturales del tercer mundo. ¿Es compatible con los valores que defiende IU el promover la explotación de unos países por otros? ¿Acaso pedimos que los países pobres vuelvan a ser los que soporten el “estado del bienestar” en Europa?

- Podemos es un partido adánico que niega la existencia de lucha anterior a su aparición. Podemos es el verbo hecho carne, antes nada existía. Es una muestra de soberbia inaudita y una falta de respeto vergonzante hablar así en un país como España con cientos de miles de personas enterradas en las cunetas por luchar por unos principios que “los niños” de Podemos ni tienen, ni tendrán y ni siquiera entenderían. Lo primero que debe aprender una persona decente es a reconocer el trabajo y la lucha de todos los que le precedieron. Creerse el alfa y el omega es simplemente ser un imbécil. Creo que una sociedad puede medirse por cómo trata a sus mayores, y con esa medida es claro cuál es la valoración que merecen los dirigentes de Podemos.

- Podemos cuenta con el apoyo masivo de los medios de comunicación del capital en una campaña de promoción política nunca antes vista. Eso sólo debería hacer reflexionar a muchos compañeros de IU. Nadie en su sano juicio y con un mínimo de formación puede creer que medios de comunicación en manos de bancos y multinacionales pueden promocionar de forma casi obscena a un partido que suponga un riesgo de cambio real para el sistema dónde ellos gozan de tantísimos privilegios. Esta misma reflexión debería servir para desconfiar cuando los medios de comunicación del capital promocionan a figuras de la propia IU.

- Podemos es sólo el nuevo PSOE del siglo XXI. Ante el riesgo de un desplome de este partido y el peligro del ascenso de una izquierda real, Podemos cumple el papel de válvula de escape de la pequeña burguesía. Sus líderes y sus mensajes son de hecho idénticos a los que usó el capitalismo para dinamitar el PSOE desde dentro en los años 70. La permanente apelación a términos vacíos como “cambio” o “tiempos nuevos” las recordarán todos los que tengan una cierta edad de las campañas del PSOE de los años 80. Creo que no es necesario recordar en qué acabó aquella operación de modernización del mensaje del PSOE.

- Podemos tiene un discurso vacío, que repite lugares comunes y frases simples para evitar la reflexión profunda sobre las bases del funcionamiento del sistema capitalista. En esto se acerca mucho a movimientos fascistas. Podemos además miente cuando promete reformas que no son posibles dentro del entramado del euro, como ya se está viendo en Grecia.

- Su principal líder ha acusado a políticos de izquierda de vivir cómodos con principios inamovibles y en minoría. Es algo que él jamás podrá entender. El líder de Podemos se declaraba marxista. Supongo que lo seguirá siendo, pero ha cambiado a Carlos por Groucho. El lema de Podemos podría ser: “Estos son mis principios si no le gustan tengo otros.”

- Podemos elude con una constancia fruto de un plan preparado la definición de su pensamiento sobre cualquier tema que pueda resultar polémico o le pueda restar votos. ¿Es de fiar un partido que antepone sus cálculos electorales a sus principios? ¿Qué opina Podemos en política internacional?¿Está a favor de la pertenencia a la OTAN? ¿Denuncia la agresión continuada de Israel al pueblo palestino? ¿Está a favor de la presencia de soldados españoles en las guerras imperialistas de EE.UU.? ¿Cuál es su modelo de estado? ¿Defiende cosas diferentes según la audiencia? ¿Es de fiar un partido que ha pasado en seis meses de un programa económico anticapitalista a un programa social liberal?

- Podemos elude el mismo debate en temas de política interna. ¿Cuál es su política con respecto a la Iglesia Católica? ¿Con respecto a la educación concertada? ¿Con respecto a los derechos de las mujeres? ¿Tendremos que esperar a que gobiernen para que nos revelen sus posiciones cual tablas de la ley? ¿Se trata de votar con fe ciega a alguien sin saber que hará si es capaz de gobernar?

- Podemos es un partido con unos líderes profundamente hipócritas que hablan constantemente de nuevas formas de hacer política y de horizontalidad mientras construyen un partido extremadamente piramidal y totalmente supeditado a una figura carismática. Se ha dado incluso el hecho sin precedentes de que el líder nacional del partido haya apoyado públicamente a candidatos a las diferentes organizaciones regionales. ¿Esto es la nueva política? Podemos se parece mucho a un partido tradicional, más aún, a un partido tradicional especialmente poco democrático.

- Podemos niega la propia existencia de IU cuando uno de los dirigentes más reconocidos de Podemos, aunque ahora guardado en el trastero, afirma que el único destino de IU es la desaparición o la insignificancia.

- Como dice el coordinador general de IU Cayo Lara, Podemos ha lanzado una OPA hostil a IU, tratando de captar a los cuadros, generar disenso, e incluso usar quintacolumnistas dentro de IU para tratar de dinamitarla desde dentro.

Por todo esto, y alguna cosa más que me dejo en el tintero, Podemos es mi enemigo, igual que los son el PP o el PSOE. Además creo que todos aquellos en IU que crean que su proyecto está con Podemos deberían marcharse a ese partido y dejar de destruir lo mucho o poco que queda de IU desde dentro.

Y como decía también Groucho Marx: “Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.”