Por Michel Chossudovsky, Global Research, 29 de enero, 2011

Traducido por Jesús y Mariola García Pedrajas

El régimen de Mubarak podría hundirse enfrentado a un movimiento de protesta extendido por toda la nación… ¿Cuáles son las perspectivas para Egipto y el Mundo Árabe?

Los “dictadores” no dictan, obedecen órdenes. Estos es cierto en Egipto, Túnez y Argelia.

Los dictadores son, invariablemente, marionetas políticas. Los dictadores no deciden.

El presidente Hosni Mubarak era un fiel sirviente de los intereses económicos occidentales lo mismo que Ben Ali.

El gobierno nacional es el objetivo del movimiento de protesta.

El objetivo es derribar a la marioneta en lugar de al titiritero.

Los eslogans en Egipto son “Abajo Mubarak, abajo el régimen”. No se ha informado de pancartas antiestadounidenses… La primordial y destructiva influencia de EEUU en Egipto y en todo Oriente Medio permanece inadvertida.

Las potencias extranjeras que operan entre bastidores están protegidas del movimiento de protesta.

Ningún cambio político significativo ocurrirá a no ser que la injerencia extranjera sea puesta de manifiesto claramente por el movimiento de protesta.

[Seguir leyendo…]