Por Christopher Black, Global Research

Traducido por Mariola y Jesús María García Pedrajas

El 26 de agosto el periódico francés Le Monde reveló la existencia de un borrador de un informe de las Naciones Unidas sobre las más graves violaciones de los derechos humanos en la República Democrática del Congo durante un periodo de 11 años (1993-2003).1 El borrador del extenso informe afirma que tras la toma del poder en Ruanda en 1994 por parte del Frente Patriótico Ruandés (FPR), éste procedió a llevar a cabo “ataques sistemáticos y generalizados” contra los refugiados hutus que habían huido de Ruanda al vecino Zaire (actual República Democrática del Congo,) a la vez que contra la población civil hutu de la República Democrática del Congo en general. De forma decisiva, el informe concluye que el patrón de estos ataques “revela un número de elementos condenatorios que, si se probaran ante un tribunal competente, podrían ser clasificados como crímenes de genocidio.”2

[Continuar leyendo…]