Artículo original en La República

El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO en sus siglas en inglés), Francisco Arias Milla, señaló este domingo, que Venezuela es uno de los países punteros que han adoptado estrategias atinadas para hacerle frente al problema del hambre en el mundo.
Las declaraciones las ofreció el funcionario desde del Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas, punto de partida la caminata por la paz y un mundo sin hambre que organiza el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación, como parte de las actividades del Día Mundial de la Alimentación.
Las estrategias del Gobierno venezolano tienen dos componentes, apuntó Arias Milla, “la primera es atender la crisis alimentaria de algunos estratos de la población que no tenía acceso a los alimentos, sectores económicamente limitados, a través de programas como Pdval, Mercal y las casas de Alimentación”.
El otro componente, es el que adelanta el ministerio de Agricultura y Tierras, señaló el representante de la FAO, y puntualizó que se refiera al incremento de la producción de alimentos, mediante el apoyo integral al sector agropecuario y las zonas rurales del país, “para que haya mayor productividad y de esa manera lograr la soberanía y la seguridad alimentaria”.
“Estamos viendo una muestra de la tarea que realiza el Gobierno de sensibilizar e informar a la gente de aspectos nutricionales y de alimentación, a través del Instituto Nacional de Nutrición, y de ese conocimiento emergen programas, como los que estamos viendo aquí”, señaló.
Destacó que con los programas nutricionales para las mujeres embarazadas y para los niños en edad escolar, cada estrato de la población pueda cumplir con su nivel apropiado de consumo de nutrientes para llevar a cabo su vida normal.
Simultáneo a la caminata por la paz y un mundo sin hambre, el Parque Generalísimo Francisco de Miranda sirve de sede al mega mercado organizado por Pdval y Mercal, para celebrar junto al pueblo caraqueño el Día Mundial de la Alimentación.
Se elevó área de siembra a 2 millones 300 mil hectáreas en el 2009
Por otra parte, “Venezuela ha superado la meta de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO en sus siglas en inglés) de dos mil 700 Kilocalorías diarias”, aseguró el viceministro de Economía Agrícola, Richard Canán, lo que representa un crecimiento superior al 39 por ciento con relación a las estimaciones del año 1998, cuando inició la gestión del Gobierno bolivariano.
Como parte del esfuerzo por garantizar la seguridad alimentaria y en correspondencia con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en los últimos años se ha registrado un incremento en el área de siembra nacional por el orden del 45 por ciento.
Las áreas de siembra pasaron de un millón 600 mil hectáreas en 1998, a dos millones 300 mil hectáreas cifra con la que inició el año 2009, lo que representa un crecimiento de 45 por ciento, aseveró Canán como parte del balance presentado en el marco de la celebración del Día Mundial de la Alimentación, en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas.
A la par de estos resultados, Venezuela ha registrado un incremento en la producción vegetal de alimentos, “pasando de más de 16 millones de toneladas de producción vegetal a 20 millones de toneladas para el cierre del año 2008″, lo que constituye un crecimiento del 24 por ciento, detalló.
Estas cifras guardan estrecha relación con las políticas impulsadas por el Gobierno Nacional en materia de financiamiento, convenios internacionales y transferencia tecnológica, con lo cual se rompe con la vieja creencia -sembrada en los tiempos de la Venezuela Saudita- de que era más barato importar los alimentos que producir en el país, manifestó Canán.
Para el año 1998 el financiamiento del sector público a los productores del país alcanzó la mínima suma de 268 millones de bolívares, para este año el Gobierno ha superado los 20 millardos de bolívares fuertes, a través de la Ley de Financiamiento para el Sector Público, las gavetas obligatorias para los bancos, y las asignaciones financieras del Fondas y BAV.
Esta cifra –precisó el viceministro de Economía Agrícola- representa un crecimiento de mil 300 por ciento, en beneficio de los campesinos y productores en aras de garantizar los recursos necesarios para la siembra de alimentos en territorio nacional y a bajos costos.
A la par de esto, informó que se ha incrementado el financiamiento de maquinaria agrícola, así como la importación de equipos industriales provenientes de Argentina, Bielorrusia, Brasil, China, Rusia y todos los países hermanos con los que Venezuela ha suscrito convenios.
Continuó señalando, que como parte de estas alianzas, el Gobierno ha instalado dos plantas ensambladoras de tractores en el país, una de éstas como resultado del convenio suscrito con Irán. La empresa Venirán Tractor instalada en Puerto Ordaz, estado Bolívar, ha logrado la producción de más de cinco mil tractores con la transferencia de tecnología.
En Turén, estado Portuguesa, el Gobierno Nacional en alianza con la empresa Pauny de Argentina instaló una planta que permitirá incrementar la tecnología en el campo, y esto a su vez incidirá de manera favorable en el área de siembra.
Bajó 13 puntos porcentuales el índice de subnutrición
Estas políticas han permitido que las cifras de nutrición y alimentación en Venezuela hayan dado progresos significativos en la lucha contra el hambre y para garantizar la distribución de alimentos entre la población, según indicó la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Nutrición, Marilyn Di Luca.
“Las políticas implementadas para garantizar la alimentación permiten que la población sea vista en un marco integral y social”, indicó la funcionaria en rueda de prensa junto con autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Alimetación y el representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), Francisco Arias Milla.
En 1998, indicó, el índice de prevalencia de subnutrición rondaba el 21 por ciento mientras que en la actualidad se encuentra en 6 por ciento. “Bajamos más de 13 puntos porcentuales en el tema de subnutrición”, celebró.
Di Luca se mostró esperanzada de que nuestro país, antes de 2015, reduzca significativamente el hambre, como lo demanda una de las Metas del Milenio; reseñó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).
“Nuestras estadísticas indican que los avances son notables en los campos de alimentación y nutrición”, dijo para agregar que “la FAO y la Organización Mundial de la Salud supervisan todas nuestras actividades”. Añadió la funcionaria que “la clasificación que nos da la OMS para el déficit de peso a los niños es una cifra baja, menos del 10 por ciento”, cuando tradicionalmente Venezuela presentaba índices elevados en desnutrición infantil.