Por Nicolás García Pedrajas

El presidente de Honduras Manuel Zelaya en una entrevista a El País [1] pocas horas antes del golpe dejaba muy claro las razones que han llevado a derrocar su gobierno en Honduras. Manuel Zelaya afirma:

“Mire, yo pensé hacer los cambios desde dentro del esquema neoliberal. Pero los ricos no ceden un penique. Los ricos no ceden nada de su plata. Todo lo quieren para ellos. Entonces, lógicamente, para hacer cambios hay que incorporar al pueblo.”

“Es que estamos hablando del Estado burgués. El Estado burgués lo componen las élites económicas. Están en las cúpulas de los ejércitos, de los partidos, de los jueces, y ese Estado burgués se siente vulnerado cuando yo empiezo a proponer que el pueblo tenga voz y voto.”

“Tienen que comprender que la pobreza no se acabará hasta que las leyes no las hagan los pobres.”

Queda claro lo que amenaza Manuel Zelaya, y queda claro porqué EE.UU. y sus perros tratan de buscar una salida que garantice el golpe y lo revista de legitimidad.

[1] http://www.elpais.com/articulo/internacional/jefe/Ejercito/desobedecio/comandante/soy/elpepuint/20090628elpepiint_3/Tes