Aparecido en Rebelión:

“La “inexpugnable”, “inhackeable” y completamente “segura” tarjeta de identificación en Inglaterra ha resultado completamente hackeable, en minutos, clonando y modificando registros.”

Sería interesante que el gobierno británico hiciera pública el nombre de la empresa y el coste de la creación de este “inexpugnable” DNI, seguro que el contrato ha hecho a más de uno multimillonario.