Por Nicolás García Pedrajas

Desde 1983 una circular del Ministerio de Sanidad prohíbe a los homosexuales varones donar sangre en Francia. A pesar de que tal cosa, aparte de una discriminación intolerable, es una estupidez desde el punto de vista científico, la actual ministra de sanidad,  Roselyne Bachelot, se ha propuesto hacer cumplir esta medida [1].

Hasta ahora la mayoría del personal sanitario ignoraba la orden, pero la ministra quiere que esto se acabe y que los homosexuales no puedan donar sangre en Francia.

Es bueno recordar que cuando se vota hay que tener mucho cuidado a quién se vota, especialmente si se vota a un ultraderechista y fundamentalista religioso como Nicolás Sarkozy.

Me pregunto si esta homofobia en Francia será también parte los “valores de las democracias occidentales” que Israel “defiende” cuando asesina impunemente mujeres y niños en Gaza.

[1] http://www.publico.es/internacional/191345/francia/endurecera/ley/impide/gays/donar/sangre