Por Nicolás García Pedrajas

La mayoría de periódicos europeos han publicado en estos días la foto de una playa de Nápoles donde se ven dos niñas gitanas muertas tapadas con unas toallas, mientras los bañistas toman tranquilamente el sol o pasean [1].

 

Gitanas muertas en la playa

 

La foto muestra muy claramente el vacío de conciencia que se está produciendo en la sociedad occidental. Los que no tienen son poco más que animales, carne de cañón y mano de obra barata para poder seguir nuestro tren de vida. Esta imagen no se puede considerar un hecho aislado, ya la vimos cuando el tsunami en Indonesia, cientos de turistas occidentales se bañaban tranquilamente en las playas rodeados de cadáveres y destrucción.

Y las vemos todos los días cuando se apoyan en Europa gobiernos cada vez más racistas, como el italiano.

Supongo que este desprecio por la vida humana de los pobres y desfavorecidos es parte de esos “valores” occidentales tan excelsos, que los “terroristas malos” quieren destruir.

[1] http://www.publico.es/136545/vergenza/italiana