Por Nicolás García Pedrajas

Un grupo de ex-miembros del ejército de ocupación de Israel en Palestina ha lanzado una campaña de denucia de los abusos cometidos sobre la población palestina. Para ello, han creado la página web “Rompiendo el silencio” (enlace al original en inglés en “Breaking the silence”). En ella denuncian los abusos, asesinatos, violaciones de los derechos humanos, y sobre todo la absoluta impunidad con la cual se cometen, del ejército de Israel en los territorios ocupados.

Como es usual, este tipo de iniciativas son sistematicamente silenciadas por los medios de comunicación de masas. En ello tiene mucho que ver el poderoso grupo de presión israelí, y su amplia red de intereses. Sin embargo, el periódico 20 minutos se ha atrevido a informar de esta iniciativa de enorme valor, dadas las presiones a las que con seguridad se verán sometidos sus autores.

En la información publicada [1] se pueden leer declaraciones que muestran de forma muy clara como es la ocupación israelí de Palestina. Así, Yehuda Shaul, ex-soldado, explica como funcionan los controles en la Palestina ocupada:

“Lo mismo cuando estás en un check point, los obligas esperar mucho más de los necesario, a veces durante horas, y coges a un palestino al azar y le das una paliza, de cada quince o veinte que pasan, para que el resto tenga miedo y esté tranquilo. Sólo así, tú que estás con cuatro soldados más los dominas a ellos que son miles.”

También como usan a los palestinos como escudos humanos:

“Te pongo otro ejemplo: si encuentras en la noche un paquete sospechoso que puede ser una bomba, llamas al primer mohamed que encuentras en la calle y le dices que lo abra. Podrías llamar a un experto que lo desactivase, tardaría diez minutos en venir, pero mejor hacer que un palestino se juegue la vida, ya que para ti es lo mismo, no lo ves como un ser humano. Yo hacía eso con mis soldados en Hebrón”.

En la página orginal se pueden encontrar muchos más testimonios sobre todo tipo de abusos y la impunidad con la que se realizan. Operaciones de venganza sobre palestinos desarmados por ataques reales o supuestos a las fuerzas de ocupación [2], o como se finge una operación de arresto en un mercado atestado de personas [3].

La declaración final de Yehuda Shaul es un perfecto resumen de todo esto:

“Alguna gente dice que son casos aislados. Las madres dicen: mi hijo, que está ahora en el ejército es bueno, no hace estas cosas, esto sólo lo hacen los soldados beduinos o los etíopes. Pero no es cierto. Todos las hacemos, porque es la lógica de la ocupación israelí: aterrorizar a los palestinos”.

[1] http://blogs.20minutos.es/enguerra/post/2006/07/20/confesiones-un-soldado-israeli-tratamos-los-palestinos

[2] http://www.breakingthesilence.org.il/testimonies_e.asp?cat=19

[3] http://www.breakingthesilence.org.il/testimonies_e.asp?cat=17