Por Nicolás García Pedrajas

El hecho de que los medios de comunicación de masas manipulen de forma sistemática la información sobre aquellos países que se niegan a aceptar la rendición de todos sus recursos a las multinacionales, como Cuba, Bolivia o Venezuela, es bien conocido. Por ello, cualquier noticia sobre estos países ha se ser estudiada con mucho cuidado, porque la veracidad brilla por su ausencia.

En estos últimos días una noticia que se repite con mucha frecuencia en los medios es la relativa al blog de Yoani Sánchez, a la cual se vende como opositora al regimen cubano. Desde el inicio todo esta noticia resulta muy curiosa. De pronto la autora de un blog apenas conocido de los más de 50.000.000 de blogs que se estima existen, y escrito de forma bastante infantil, parece más bien de una adolescente que de una persona de 32 años, se convierte en un fenómeno en los medios de comunicación. La revista Time la selecciona como las 31 personas más influyente del mundo entero [1] en su apartado “Héroes y pioneros”. Curiosamente en la votación de los lectores no recibe ni un sólo voto. El periódico El País, bien conocido por su furibunda oposición a los procesos de liberación del imperio iniciados en algunos países de América Latina, le concede el premio Ortega y Gasset de periodismo, no se sabe en calidad muy bien de qué. Entre montones de elogios a su valor por la feroz represión que sufre Yoani Sánchez en Cuba, no hay problema para que conceda todas las entrevistas que le piden, apareciendo en multitud de medios. Otros muchos conocidos agentes serviles del capital la convierten en una nueva heroína, por ejemplo, Álvaro Vargas Llosa dice de ella que es la blogger más valiente del mundo.

Curioso es también como justifican los ambientes anticubanos el hecho de que a pesar de la supuesta feroz represión que hay en Cuba, esta persona sea totalmente conocida en Cuba y no haya recibido ningún tipo de represalia. En estos medios se dan justificaciones bastante ridículas que no reproduciremos aquí por respeto a la inteligencia del lector.

Finalmente, la historia de cómo envía sus entradas al blog es también bastante curiosa. Yoani afirma que se hace pasar por turista para acceder a los hoteles donde una conexión cuesta unos 6 $ la hora. Aproximadamente la cuarta parte del salario medio en Cuba. Dada la frecuencia de sus entradas, ¿dónde obtiene la financiación? Ella afirma ser profesora de español y guía turístico. Supongo que, además de convertirse en la 31 persona más influyente del mundo, necesitará vestirse, comer, etc.
Después de todo esto perdonenme que dude de toda la historia, de principio a fin.

[1] http://www.time.com/time/specials/2007/article/0,28804,1733748_1733756_1735878,00.html

[2] http://www.postwritersgroup.com/spanish/varg080402.htm