Por Nicolás García Pedrajas

Hoy, 15 de mayo, se cumplen 60 años de la Nakba, que en árabe significa desastre. Aunque no mucha gente conoce este término, hace referencia a la catástrofe que sufrió el pueblo palestino a manos de Israel tras la proclamación unilateral de este estado y la retirada del ejército británico de su antiguo protectorado.

Sólo en los primeros meses tras la proclamación, decenas de miles de palestinos fueron masacrados, cientos de pueblos arrasados y casi un millón de personas expulsadas de sus hogares. Una limpieza étnica absoluta que continúa hasta hoy, y sin embargo es silenciada de forma unánime por lo medios de comunicación. En estos días de conmemoración, es casi imposible encontrar información veraz sobre estos hechos. Sólo el diario Público ha ofrecido en su sección de opinión un artículo que trate el tema con veracidad y valentía: “La Nakba palestina: 60 años de injusticia” de Rafael Escudero Alday.

La situación de impunidad de Israel es ahora absoluta gracias al apoyo incondicional de su aliado EE.UU., y al silencio vergonzoso, cuando no connivencia, de Europa. Así el viceministro de defensa Matan Vilnai puede amenazar a la franja de Gaza con un “holocausto” [1], Israel puede destruir Líbano con la excusa de buscar un soldado tomado prisionero por Hezbolá, o responder con obuses a las piedras de los niños sin que ninguna autoridad política de ningún país alce la voz.

Como última humillación al pueblo palestino, y quizás lo peor de todo, los paises árabes, en su mayoría, se encuentran en manos de dictadores títere de EE.UU. y han renunciado a todo solución justa para Palestina, a cambio de los favores del imperio.

Desde aquí en este aniversario vaya nuestro apoyo a la lucha del pueblo palestino por su dignidad, su tierra y su vida.

[1] http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7271000/7271031.stm