Por Nicolás García Pedrajas

Es bien conocido el hecho de que una parte de la derecha informativa ha iniciado una campaña de acoso a Mariano Rajoy para desalojarlo de la dirección del PP, porque ya no sirve a sus intereses. Lo mejor de esta campaña es que permite dejar en evidencia que para estos medios “de comunicación” los hechos son secundarios y se cambian según conviene. El editorial de “El Mundo” del día 2o de abril era un ejemplo muy esclarecedor de la catadura moral del periódico. En este editorial después de un crítica feroz a Mariano Rajoy acababa diciendo que le falta autoridad dado que ha perdido todos los debates que le han enfrentado con José Luis Rodríguez Zapatero. Esta crítica no debería ser nada anormal, si no fuera por le hecho de que “El Mundo” ha mantenido lo contrario en repetidas ocasiones.

Algunas muestras de las opiniones previas cuando el interés era ensalzar a Rajoy:

  • Sobre el primer debate electoral, Pedro J. Ramírez afirmaba en un encuentro con los lectores: “Total: victoria de Rajoy a los puntos”. [1]
  • Tras el debate del estado de la nación en 2006 el editorial decía: “Si hubo ayer en el Congreso algún líder político que habló del estado de la Nación, ese dirigente fue Mariano Rajoy. Se podrá discutir si estuvo más o menos acertado en el tono y en los argumentos, pero no cabe albergar ninguna duda de que fue el presidente del PP quien puso sobre la mesa dos de los temas que más preocupan a los ciudadanos en estos momentos: la inmigración y la seguridad ciudadana.” [2]
  • En el 2007 de nuevo el editorial elogiaba la intervención de Rajoy: “ En su primera y más larga intervención, Rajoy leyó un discurso brillantemente escrito, tal vez con demasiadas concesiones a la ironía y con guiños de inteligencia que elevaron el nivel del debate. También hubo referencias divertidas y dignas de mención como cuando dijo: «Nunca he visto a nadie que hable mejor de sí mismo». O cuando señaló que «no amanece porque el gallo cante».El líder de la oposición acertó en el planteamiento de su discurso cuando subrayó que el Gobierno no ha hecho sus deberes en materia de globalización, de educación o de flexibilidad en el empleo y que, en cambio, se ha inventado una agenda política con problemas que no existían como el Estatuto de Cataluña, la ley de Memoria Histórica y la negociación con ETA.” [3]

Entonces, ¿cuándo mentían? ¿cuándo afirmaban las victorias de Rajoy o cuándo afirman sus derrotas? Bien es cierto que hablar del periódico “El Mundo” y la verdad es un mal chiste.

[1] http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2008/02/2899/index.html

[2] http://www.elmundo.es/papel/2006/05/31/opinion/1976893.html

[3] http://www.elmundo.es/papel/2007/07/04/opinion/2148189.html